Redes Sociales y Ventas

Redes Sociales y Ventas

Las redes sociales están cambiando la forma en que nos comunicamos y vivimos, y también están impactando de manera determinante el universo de las ventas, influenciando la forma en que trabajamos y logramos avanzar en los objetivos de nuestras empresas.

El campo de las redes sociales en constante se encuentra en constante evolución a cada día, y por lo tanto siempre encontramos nuevas redes sociales, nuevas funciones en las que ya conocíamos, y más desafíos para abordar.

Pero que aparezcan nuevas redes sociales no quiere decir que esos sitios nuevos sean garantía de éxito. Así como muchos salen a la luz, muchos otros van decl8inando o simplemente no logran calar en el público. Por eso es importante estar actualizados y comprender el funcionamiento, alcances y posibilidades de cada red social antes de incorporarnos a ellas para uso de nuestras empresas, y con ello ayudar a potenciar nuestras ventas.

Cuando un sitio web con su respectiva aplicación móvil de redes sociales tiene éxito, nos encontramos con fenómenos como Facebook, Twitter e Instagram, por mencionar a tres de los más prominentes en su campo.

Aprovechar la ola de una red social exitosa es un movimiento indispensable en nuestra estrategia de expansión de negocios. Por lo general para una  persona promedio, las redes sociales tienen un uso primario como actividades recreativas.  Llenan un vacío de ocio en muchos casos, en momentos en los cuales no tienen nada que hacer. Sin embargo en términos de ventas, las redes sociales populares presentan una oportunidad valiosa, que significa reputación, clientes y dinero.

Redes sociales y el área de ventas

Las redes sociales en el área de ventas de una empresa no son un capricho, sino la aplicación práctica de una necesidad de crear oportunidades constantes de negocio.

Las redes sociales son una herramienta en constante evolución que nos mantienen todo el tiempo en una dinámica de actualización. Las redes sociales pueden generar más interés que la mayoría de los otros activos dentro de una empresa y sobran motivos para ello. Si bien las redes sociales no venden el producto por sí mismas, ya que sólo son un canal, pueden generar interés en una multitud de formas en que la comunicación cara a cara, la televisión y la radio no pueden hacerlo jamás.

Las redes sociales son un canal de comunicación ante todo, lo cual hay que tener claro. Como canal,  son un recurso efectivo para impulsar las ventas de una empresa o de un vendedor porque les brinda una plataforma que de otra forma nunca hubieran tenido.

Veamos por ejemplo el caso de Facebook. Las plataformas sociales como Facebook permiten que un vendedor llegue a muchas personas que nunca habrían considerado para clientes potenciales., por más labor de prospectación que haya hecho. Recordemos que prospectar es listar potenciales clientes de contactos y conocidos.

Cuando se aborda Facebook desde la perspectiva de un vendedor o de un ejecutivo del área de ventas de una empresa, nos e está considerando a las personas a las quede les llega a través de Facebook como verdaderos “amigos”. La gran mayoría de los «amigos» de Facebook y los «seguidores» de Twitter son simplemente conocidos, y en muchos casos, son conocidos de algunos contactos que ya teníamos allí.

Si se tratase de una situación convencional a la usanza previa a la existencia de las redes sociales, la mayoría de estos conocidos del ejemplo anterior nunca hubieran generado clientes potenciales o hubieran estado al tanto de lo que un vendedor esté ofreciendo.

Si algo caracteriza a las redes sociales, es la exposición. Estas plataformas sociales por su naturaleza permiten que la vida de una persona sea por todos y cada uno de los seguidores, e incluso, del público en general, si esa persona así lo tiene configurado en su perfil social.

De manera que volviendo a la idea principal, si una red social es un medio de exposición, naturalmente un producto o un servicio pueden ser perfectamente expuestos a través de estas plataformas sociales y con la misma lógica de llegada a mucha gente.

Se puede incorporar efectivamente un producto o un servicio en su página de redes sociales en mediante actividades sociales típicas de estos sitios como publicar fotos y redactar tweets, publicar historias, hacer comentarios, responder a comentarios y adjuntar imágenes o videos, dar “likes” o “me gusta” y generar una conversación a partir de allí, y con ello ir fraguando interacciones que resulten en  generar clientes potenciales de muchos de estos conocidos que se tienen en una red social.

Redes sociales y perfil de empresas

Los perfiles personales y de empresas tienen una importante distinción en la mayoría de las redes sociales, y esto es así debido a las prestaciones y fines de cada tipo de perfil. Mientras que en los perfiles personales las interacciones son basadas en compartir hechos y experiencias entre conocidos y expandir esas interacciones, los perfiles de empresas están diseñados para permitirles a éstas interactuar con su público, facilitar transacciones y tener a su disposición una plataforma de negocios completa, con herramientas de mercadeo y medición todo en un mismo lugar.

Las empresas al contar en redes sociales con perfiles ideados para su tipo de actividad tienen una ventaja sobre los perfiles particulares, ya que se pueden crear y centrar en torno a la corporación, sus fines, productos, servicios y objetivos.

En este particular es una importante ventaja el poder crear un perfil enfocado estrictamente en torno al negocio y / o los productos y servicios que una empresa ofrece a su público. Mostrar de una manera directa que lo que se vende es la marca y la cultura de la empresa con el producto.

Los alcances son infinitos. Al integrar herramientas de mercadeo, las redes sociales le brindan a las empresas la posibilidad de crearse sus campañas y administrarlas, con acceso a información de rendimiento de las campañas, segmentación, calidad e interacciones y sobre todo, la capacidad de acceder a información real acerca de cómo está siendo percibida la empresa, sus productos y el nivel de satisfacción de sus clientes.

Vale por eso la pena considerar la inversión en crecimiento de los perfiles sociales en cuanto a interacciones y seguidores, es más que una cifra, se trata de una carta de presentación.